Ganemos Madrid exige a las tres administraciones que tomen medidas urgentes para que nadie duerma en la calle

imagen comuniEn las últimas semanas Madrid está viviendo una crisis humanitaria. Mientras las temperaturas siguen descendiendo, las administraciones competentes -empezando por el gobierno de Pedro Sánchez-, principal responsable en materia de asilo y acogida, la Comunidad de Madrid y también nuestro Ayuntamiento, no han puesto en marcha los recursos suficientes para que todas las personas puedan dormir bajo techo. A esta situación -previsible al menos desde antes de verano- se suma a la situación de vulnerabilidad tanto de quienes son desahuciados de casas que no pueden pagar como la de las personas que acuden a nuestra ciudad buscando el refugio que el Ayuntamiento prometió bajo el lema “Refugees Welcome”.

  Aunque hace tiempo que desaparecieron de las televisiones, los desahucios en nuestros barrios nunca han dejado de producirse. Es más, siguen aumentando por la incapacidad de los vecinos y vecinas de Madrid de pagar los descontrolados y abusivos precios de los alquileres. En muchas ocasiones, se trata de simples habitaciones en las que ya se hacinaban familias enteras o de viviendas ocupadas, cuyo procedimiento de desalojo se ha agilizado recientemente.

  Estos desahucios se producen en la mayoría de los casos sin alternativa habitacional digna de tal nombre, ya que no consideramos que un albergue sea el lugar para que una familia viva durante meses. Ni siquiera este recurso indigno es ya una opción, puesto que ya hemos visto, por ejemplo, cómo se expulsaba a familias del albergue de Pinar de San José, que ahora se dedica a campaña de frío. Pero, es más, los albergues de Samur Social que continúan utilizándose como alternativa habitacional de emergencia se encuentran saturados, como revela el comunicado de la plantilla del Samur Social publicado este lunes 19 de noviembre. Desde aquí expresamos nuestra solidaridad con estos trabajadores y trabajadoras y el total apoyo a sus exigencias.

  Además, como también recoge el comunicado, ha saltado a la luz pública la situación de decenas de personas solicitantes de asilo, niños y niñas incluidas, que están durmiendo en condiciones precarias en la Parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías. Ha tenido que ser la sociedad organizada, a través de la Red Solidaria de Acogida, la Coordinadora de Barrios y la misma Parroquia quienes se hagan cargo de la situación, dando un verdadero ejemplo de dignidad y acogida.

  No se puede achacar únicamente la responsabilidad al Ayuntamiento, es cierto. El Ministerio del Interior es competente para tramitar las peticiones de asilo y el Ministerio de Trabajo tiene obligación de prestar ayuda social y refugio a los solicitantes de asilo, y no lo están haciendo. Pero no dar una respuesta rápida a esta situación supondría una enorme irresponsabilidad por parte del gobierno de Ahora Madrid porque, aparte de incumplir un mandato ético y un compromiso político de primer orden, se estaría dando munición a discursos que promueven el enfrentamiento entre pobres y la guerra del penúltimo contra el último. Hay recursos económicos y hay capacidad legal, téngase la voluntad política.

Desde Ganemos Madrid no nos quedamos en la denuncia, y proponemos acciones concretas para corregir esta emergencia humanitaria, además de la necesaria política de vivienda que llevamos reclamando toda la legislatura. El Ayuntamiento debe, con carácter de urgencia:

·Movilizar todos los recursos posibles para la disposición de un mayor número de plazas para la campaña de frío, habilitando edificios municipales infrautilizados.

·Reforzar la primera atención a demandantes de asilo.

·Escuchar y atender las demandas de la plantilla de Samur Social, ya que son estos trabajadores y trabajadoras quienes conocen de primera mano la situación de emergencia.

·Comunicar al poder judicial, encargado de autorizar los desahucios, la inexistencia de recursos de emergencia habitacional en la ciudad de Madrid solicitando la paralización de las sentencias de desahucio, particularmente aquellas en las que se deba proteger el interés superior de los menores de edad, en cumplimiento de la doctrina establecida por el Tribunal Supremo en sentencia 1797/2017, del 23 de noviembre de 2017.

Ganemos Madrid.