Por más democracia y menos verticalidad en el gobierno de Ahora Madrid

221

El Ayuntamiento de Madrid asistió ayer a la primera remodelación del gobierno municipal de esta legislatura. Ante la ausencia de debate interno a la hora de tomar esta decisión, alcanzada de manera unilateral y sin debate colectivo, desde Ganemos Madrid -como parte de Ahora Madrid- queremos hacer públicas algunas de las líneas que, bajo nuestro punto de vista, deberían haber fundamentado esta decisión antes de hacerse oficial.

La falta de consenso con la que se ha producido el cambio acentúa la separación que existe entre quienes tienen competencias en áreas de gobierno, distritos y alcaldía. La decisión tomada respecto al Área de Cultura ahonda en esta situación y concentra aún más poder en la figura de la alcaldesa y su equipo de confianza. Con ello, se afianza el presidencialismo de la estructura municipal que heredamos de gobiernos anteriores en esta ciudad y se desmarca de la candidatura democrática, abierta y participativa que propuso Ahora Madrid como bandera desde sus inicios.

El balance de estos dos años apunta a que habría sido un buen momento para democratizar la estructura de la corporación y terminar con la verticalidad que impuso Gallardón en este Ayuntamiento. Esto permitiría evitar algunas de las políticas contrarias al programa de Ahora Madrid y recuperar puntos de ese programa como es la creación de un área de Equidad que, recordemos, es una reivindicación de Ganemos Madrid desde sus inicios. El debate colectivo habría permitido a las personas que forman parte de esta organización presentar propuestas a la hora de afrontar una verdadera estrategia de equidad de género que respondiese a unas necesidades que no han sido afrontadas aun y que van más allá de la mera instrumentalización que se está produciendo, de algún modo, de la lucha del movimiento feminista.

La consecuencia directa del cambio de competencias en Cultura viene a reforzar algunas posturas conservadoras más afines a discursos manejados por la derecha que a un verdadero proyecto que cambie la política cultural de esta ciudad. Sólo con un Área de Cultura -incluida la empresa municipal Madrid Destino- independiente a las presiones del establishment, podríamos esperar unas políticas culturales a la altura de las expectativas que generamos en 2015.

Es por esto que desde Ganemos Madrid no compartimos la decisión alejada de toda lógica democrática y participativa contraria no sólo a los principios políticos que defendemos sino también a la organización política de la que somos parte, Ahora Madrid.

Finalmente, entendemos que este tipo de decisiones reinciden en la verticalidad y siguen minando el proyecto que, colectiva y anónimamente se ha venido trabajando por una parte importante de la población de Madrid desde mucho antes de mayo de 2015.

Ahora Madrid llegó para transformar esta ciudad con la consigna de construir procesos democráticos más participativos. Seguimos trabajando porque no se gobierna solo escuchando, también obedeciendo a la población y al programa que entre todas construimos.

Ganemos Madrid.