Montoro contra el municipalismo.

233
Llamamiento a las candidaturas del cambio a luchar contra el austericidio, por la auditoría ciudadana de la deuda y por la autonomía municipal
Ayer día 6 de abril de 2017 supimos que el Ministerio de Economía y Hacienda exige al Ayuntamiento de Madrid que acuerde una indisponibilidad de crédito por valor de 238 millones de  euros. Como todos sabemos, esto significa -simple y llanamente-, que el Gobierno del PP continúa con su empeño de imponer recortes millonarios a los madrileños y a las madrileñas. 
Sabemos de sobra que el ministro Montoro conoce la situación presupuestaria de la capital, con un superávit de más de 1.000 millones de euros y con una rebaja de su deuda en el último año de más del 15,4%. También conoce que los presupuestos de Madrid son a día de hoy un ejemplo de inversión y gasto social. Así lo atestiguan las 15 escuelas infantiles, los 10 polideportivos, los centros culturales  o los programas sociales que contemplados en las cuentas de Madrid para 2017. 
Todo ello ha sido explicado en el Plan Económico Financiero, trabajo realizado por el delegado del Área de Hacieda y miembro de Ganemos, Carlos Sánchez Mato, y su equipo, que presentó el Ayuntamiento de Madrid ante el Ministerio donde, además de fijar los criterios de equilibrio y solvencia económica, se detalla como Madrid -en su posición de gran ciudad,- está gestionando servicios que le corresponderían a la Comunidad de Madrid y por los que espera ingresar del gobierno de Cifuentes la cantidad correspondiente. Gasto que sólo en el año 2015 ascendió a 639 millones de euros y que la Comunidad de Madrid nunca llegó a transferir al Ayuntamiento de Madrid. 
Muchos ayuntamientos, comunidades autónomas e incluso el propio Estado han incumplido los techos de gasto marcados por Europa o por la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria. Sin embargo, Madrid ha sido elegida como campo de pruebas para ensayar las fórmulas de austeridad con las que la Unión Europea y la Troika han gobernado Europa desde 2008, por eso entendemos que este es sólo un primer paso que seguirá avanzado si no lo remediamos.
Al igual que Grecia sirvió de ejemplo para mostrar la contundencia del austericidio a través de recortes de los derechos sociales, económicos y políticos de su población, Madrid se está tomando como laboratorio de una batalla de mayor calado que afecta directamente al conjunto de Ayuntamientos del Cambio y Candidaturas de Unidad Popular. 
Por medio de estas políticas de austeridad, recortes y control de los municipios, se pretende cortar las alas al ciclo político de cambio abierto por el movimiento 15M que empezó a tener reflejo en las elecciones municipales de 2015. Nos encontramos por tanto ante un ataque político contra el proyecto municipalista y la ola de radicalización democrática que irrumpió en las instituciones hace tan sólo dos años.
Desde Ganemos Madrid hacemos un llamamiento a todas las Candidaturas de Unidad Popular y a todo el movimiento municipalista para que se sume a la denuncia del régimen de austeridad que se quiere imponer a Madrid. Para que nos mostremos firmes ante los ataques políticos que, escudados en una Ley a todas luces discriminatoria e injusta, pretenden imponer de nuevo la dictadura de los mercados, los recortes y la deuda. 
Ni Madrid ni ningún otro municipio debe someterse a este “diktat” y por este motivo Ganemos Madrid hace un llamado a la denuncia pública de estos hechos a través de la defensa de la democracia de base y municipalista, de la autonomía de las entidades locales y de unos presupuestos públicos que impulsen la justicia social y pongan en el centro al conjunto de la población y, muy en especial, a las personas más desfavorecidas. 
Ganemos Madrid cree que este nuevo paso del Gobierno del Partido Popular es un ataque contra la soberanía de nuestros municipios y va destinado a frenar al bloque del cambio, camino que debemos contestar mediante la movilización social, cumpliendo los compromisos a los que nos vincula el programa de cambio de Ahora Madrid. Estamos convencidos que el gobierno del Ayuntamiento de Madrid no cederá ante el chantaje del Ministerio de Hacienda. Las plazas de nuestros pueblos y ciudades esperan con los brazos abiertos. 
Ganemos Madrid.