Ganemos Madrid frente a la Comisión de Memoria Histórica

ddffeef5-b910-4f74-aa05-f690b064d770

Ganemos Madrid se adhiere a las críticas emitidas desde los colectivos de Memoria Histórica ante la conformación de la Comisión de Memoria Histórica decidida por el Ayuntamiento de Madrid.

Consideramos decepcionante que no tenga representación ningún colectivo de Memoria Histórica de los que desarrollan su labor en el Estado. De igual modo, resulta asombroso que sí esté presente, más aún, sobre representada, la iglesia católica, dado que es público y notorio su explícito alineamiento con el franquismo. En el mismo sentido, ¿cómo entender la incorporación del sacerdote Santos Urías, sugerido por el arzobispo de Madrid? No se trata, precisamente, de una figura que represente a sectores del clero represaliados por el régimen franquista. Del mismo modo, ¿bajo qué consideraciones se incorpora a la comisión a Octavio Ruiz-Manjón, propuesto por el PP y asumido defensor de la existencia de capillas católicas en la Universidad, cuando se supone que España es un estado aconfesional?

Tampoco se entiende que se incluya a Andrés Trapiello, cuyo cuestionamiento al movimiento memorialista es explícito. Para más datos, el citado ha sido propuesto por Ciudadanos, partido político cuya postura ante la Memoria Histórica es intentar que continúe enterrada. Otro tanto con que se incluya a José Álvarez Junco, cuya oposición a la nulidad de los juicos del franquismo es explícita, tanto como su  rechazo al concepto de “Memoria Histórica”.

Por último, nos alarma la declaración de Paca Sauquillo, al frente de la Comisión, al declarar que “la Memoria Histórica se recupera con consenso”. La búsqueda del consenso debe primar en los espacios democráticos de actuación colectiva, pero es inadmisible en el caso que nos ocupa. Se trata de un golpe militar contra un Gobierno democrático, que se prolongó en un régimen que masacró  a sus opositores, víctimas que aún continúan esperando justicia y reparación. Puede ser legal, sobre todo porque la legalidad la impusieron sus sucesores, pero jamás será justo ni legítimo buscar el consenso con el terrorismo de Estado.

Por todo lo expuesto, manifestamos nuestro desacuerdo ante el nombramiento de semejante Comisión y tomamos distancia de esta decisión del Ayuntamiento.

Por lo demás, invitaremos a los colectivos de Memoria Histórica a organizar un foro de debate abierto y público  sobre el tema, para el próximo mes de julio.

Ganemos Madrid.